El intestino

El intestino

Al igual que con otras arterias como las que abastecen el riñón, los coágulos pueden ocurrir en los vasos sanguíneos que irrigan el intestino.

Los pacientes con síndrome antifosfolípido cuyos suministro intestinal de sangre se ve afectado por un coágulo pueden experimentar dolor abdominal repentino y severo, fiebre, vómitos, diarrea y sangre en las heces. En algunos casos se requiere cirugía mayor para extirpar parte del intestino.

Si las arterias intestinales quedan parcialmente bloqueadas o estrechas por coágulos, esto puede llevar a una enfermedad conocida como angina abdominal (conocido médicamente como angina mesentérica). El síntoma principal es el dolor de estómago que normalmente se experimenta después de comer una comida copiosa, un momento en que el intestino necesita su mejor suministro de sangre.

El tratamiento con anticoagulantes ha demostrado ser eficaz en un número de pacientes.